Sembrar en el desierto lleva a jardín infantil “Blanca Nieves” de Diego de Almagro a convertirse en centro de innovación

En medio de nuestro desierto de Atacama, el más árido del mundo, en la comuna de Diego de Almagro. El Jardín Infantil Blanca Nieves intenta hacer lo que pareciera imposible. Plantar, forestar y cultivar desde la tierra. Pero no solo eso, los cerca de 100 niños y niñas aprenden una cultura ecológica que busca irradiar al resto de la comunidad educativa e incluso a todo el país.

Con este proyecto, el establecimiento de administración directa de JUNJI Atacama, fue seleccionado por el Departamento de Calidad Educativa como uno de los 17 centros de colaboración para la innovación pedagógica a nivel nacional.

El equipo educativo trabaja desde hace más de 20 años por promover y fortalecer el desarrollo de estilos de vida saludables y una educación para la sustentabilidad. ¿Cómo lo han hecho entonces para innovar a lo largo del tiempo?

Su directora, Elena Bugueño confiesa que cuando los destacaron por sus prácticas innovadoras se sorprendieron. “Pensábamos que innovar era hacer algo excepcional y único”, pero gracias a la capacitación de la JUNJI con el Centro de Sistemas Públicos de la Universidad de Chile se dieron cuenta que este concepto “se acerca más a cómo renuevas y cambias lo que has venido haciendo en tu propio centro educativo”.

En cada una de las dos aulas de sala cuna y tres de niveles medios hay huertas donde las niñas y los niños aprenden desde sus primeros años sobre educación para el desarrollo sostenible en contacto con la naturaleza. Así, han podido sembrar y cosechar una variedad de productos tales como: lechugas, papas y zanahorias. Las que ellos mismos luego preparan como alimentos junto al equipo educativo.

De esta manera plasman en experiencias educativas enriquecedoras su sello de “sembrar semillas de amor”. “Al igual que la niñez, las plantas para crecer y desarrollarse de manera óptima necesitan de amor, cuidados, dedicación y conocimiento de sus características particulares”, enseña Bugueño.

Síguenos en Facebook

Compartir en Redes Sociales