Corte Suprema de Santiago rechaza apelación presentada por Director SENCE Víctor Nieto, y lo obliga a restituir a sus funciones al funcionario Oliver Varela.

A quien, de manera ilegal, arbitraria y con abuso de poder, destituyó de sus funciones.

Recordemos que la Corte de Apelaciones de Copiapó el 30 de diciembre del 2020, marco un importante precedente al acoger un recurso de protección interpuesto por Oliver Varela Madariaga funcionario del SENCE, en contra del Director del mismo servicio público, Víctor Nieto Rojas, por haberlo cambiado en forma ilegal y arbitraria de su cargo por medio de un correo electrónico, sin ningún tipo de fundamento

En el recurso el funcionario Oliver Varela exponeque “por los actos ilegales y arbitrarios de poner término a mi cargo de encargado de la Unidad de Capacitación a Personas en dicho servicio de manera infundada, ilegal y arbitrariamente.

Este acto ilegal y arbitrario constituye privación, perturbación y amenaza en el legítimo ejercicio de los derechos y garantías constitucionales que el artículo 19 de la Constitución Política señala en sus siguientes números: Nº1, referido al Derecho a la Vida y a la integridad física y psíquica de la persona, Nº2, relativo a la igualdad ante la ley y a la prohibición de establecer diferencias o discriminaciones arbitrarias, Nº16, relativo a la libertad de Trabajo”.

Es así como la Corte de Apelaciones de Copiapó, acoge el recurso de protección Rol N° 411-2020, señalando que: “el acto por el cual se tomó la decisión de cesar al recurrente en su cargo de Encargado de la Unidad de Capacitación a Personas, de la Dirección Regional del de Atacama del SENCE, esto es, el correo electrónico transcrito en el considerando quinto precedente, resulta ser este un acto arbitrario e ilegal, que ha trasgredido el derecho del recurrente a la igualdad ante la ley, puesto que se le ha discriminado y tratado en forma desigual, situación que impide el ejercicio del derecho que asegura a todas las personas la Constitución Política de la República, en el artículo 19 N° 2”.

Finalizando el dictamen “Que, de esta manera, habrá de acogerse la acción de protección, de la manera que se dirá.

Por estas consideraciones y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 20 de la Constitución Política y el Auto Acordado de la Excma. Corte Suprema sobre la materia, SE ACOGE, sin costas, el recurso de protección interpuesto por don Oliver Marcelo Varela Madariaga en contra de don Víctor Nieto Rojas, en su calidad de Director Regional de Atacama de SENCE y en consecuencia se dispone que el recurrente debe ser repuesto en su cargo de encargado de la Unidad de Capacitación de Personas de esa Dirección Regional, en el que se mantendrá mientras no se dicte un acto motivado, en los hechos y el derecho, que le remueva de dicho cargo.

Este fallo, fue apelado por el Director Víctor Nieto, lo que fue resuelto este 1 de abril por la Tercera Sala de la Corte Suprema de Santiago, integrada por los Ministros (as) Sergio Manuel Muñoz G., Angela Vivanco M., Mario Carroza E. y los Abogados (as) Integrantes Maria Angelica Benavides C., Ricardo Enrique Alcalde R, quienes confirmaron la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Copiapó, rechazando de manera inapelable la apelación presentada por el Director Regional del Sence de Atacama.

Este fallo, es de gran importancia, porque marcaría un precedente a nivel nacional, ya que los funcionarios públicos, no estarían en la indefensión, o a la mera voluntad de quien llega al cargo de jefatura en los servicios públicos, porque, hasta este fallo, a sido habitual que las autoridades o jefes de servicios en posesión del cargo cambien o hagan destinaciones de los trabajadores públicos de palabra o por correos electrónico y sin señalar los motivos.

La situación vivida por el funcionario Oliver Varela, la han sufrido cientos de funcionarios públicos de nuestro país, por el abuso y prepotencia, de algunos que  ocupan jefaturas, no por méritos o estar mejor calificados profesionalmente, sino que llegaron a ese cargo, amparados por algún padrino político, y que tratan de ocultar su carencia de liderazgo, y falta de empatía y habilidades blandas, con acciones dignas de patrón de fundo, práctica que no ha desaparecido de nuestro país, y que sigue produciendo un daño profundo en la actividad de los servicios públicos

Rene A. Funes Montaner

Síguenos en Facebook

Compartir en Redes Sociales