Entrevista a Manuel Alquinta (UDI), candidato a concejal por Copiapó

“El concejal no debe hacer promesas, sino que ofrecer gestión”

Manuel Alquinta conoce la función pública desde su experiencia, trabajó en la municipalidad de Diego de Almagro, en todas las áreas municipales, entrando al servicio público como técnico en administración, se desempeñó en áreas como finanzas, patentes, y realizó mucha labor social durante su tiempo en el municipio.

Hoy presenta su candidatura a concejal por la comuna de Copiapó, representando a la UDI. En conversación con Diario Chañarcillo, habló sobre sus propuestas para la comunidad, el rol fiscalizador del concejal, y las principales necesidades de la ciudad.

P: ¿Cuáles son las principales propuestas y ejes de su candidatura?

R: “Creo que falta mucho en este país entender que con el trabajo y la solidaridad, la unión que hace la fuerza sin importar los colores políticos, es lo único que nos puede sacar del desastre económico, social, cultural, político, la única forma es que la gente se una por el bien común, las diferencias socioeconómicas por ejemplo, son las más importantes que hay que modificar”.

“Lo primero es la educación, los pueblos tienen que educarse, tienen que tener la capacidad de educarse, autoevaluarse, autoanalizarse, pensar, y toda la vida se puede mejorar, se pueden evaluar situaciones para ver si se está haciendo bien o mal, y no estoy hablando de política, sino de la dirección de un país, de una región, de una comuna, especialmente la educación, tiene que haber diálogo y apertura, para que el objetivo de que se lleven a efecto de mejor manera los cambios que la sociedad, necesita. En estos momentos la pandemia obliga a tener una mirada de futuro, para resguardar el bienestar de las personas, y el cómo tenemos que hacerlo para llegar a un buen fin, además la salud está por sobre todas las cosas, he llegado a la convicción, de que todas las cosas se conversan, analizan y evalúan, y hay que tener un momento de autocrítica, porque muchas veces como personas somos arrogantes en todo nivel, la pandemia ha golpeado a todo el mundo y obliga a balancear cosas”.

P: ¿Qué gestiones haría usted en el municipio desde el rol fiscalizador del concejal?

R: “Haciendo un poco de historia, los concejales, no todos, pero una buena parte, hemos visto que no tenían las competencias para estar en un cargo público, no tenían mucha conciencia de cual era su rol, entonces ofrecían cosas a la gente, pero un concejal no debe ofrecer nada, ¿qué hace un concejal?, fiscalizar, analizar y evaluar, ver que los proyectos que lleva el alcalde a cabo se concreten, que se lean los documentos, todo se ha hecho “express”, la gente que firma, no sabe que firmó, después vienen los procesos, y eso no puede ser que un concejal firme documentos de un minuto para otro, y no sepa de que se trata, se tienen que evaluar los proyectos,  fiscalizarlos, tiene que ver con mayor razón a cuanta gente va a favorecer, si era necesario ese proyecto, cuanto se está gastando, en que, y de que manera le va a llegar a la comunidad esa obra o ayuda. El concejal es la persona que pesquisa, fiscaliza y analiza, y ve de una manera en que se están gastando los dineros, velando porque todo ese proyecto que se está haciendo sea realmente en favor de la comunidad, valorizar las prioridades sobre otras”.

P: ¿Cuáles son las principales carencias y necesidades de la comuna?

R: “La gente hoy día tiene necesidad de vivienda, de que le llegue el agua, de infraestructura comunal, que las veredas se hagan bien, que las calles se hagan de manera correcta, que los semáforos funcionen bien, que los bienes nacionales no sean enajenados (vendidos) por malas gestiones. Hay situaciones bien complejas en esta municipalidad y otras más, donde las personas han firmado documentos por luminaria, o proyectos que no se llevan a cabo, porque el concejal no fue capaz de analizar y cumplir con su rol fiscalizador, el concejal tiene que meterse en el tema, hacer un trabajo profesional, el concejal no va a una municipalidad y luego a su casa y se acabó. Hay que ir a ver si las cosas se están haciendo o no y si el valor de los proyectos corresponde, el concejal es un co-ayudante del alcalde, un ayudante técnico, a veces los alcaldes carecen de conocimientos en ciertas materias, y los concejales deben asesorarlo, y por lo tanto tienen la misma responsabilidad que él, administrativamente”.

“Hacen falta muchas cosas en Copiapó, años que vengo escuchando que la cuesta Cardones, no está acorde a los tiempos, es un basural, he vivido en otras ciudades como Antofagasta, Santiago Serena, y las entradas a las ciudades son fabulosas, ¿y por qué esas municipalidades grandes o pequeñas lo han logrado?, siendo que Copiapó es la capital de la región de Atacama, teniendo una cantidad enorme de recursos, una cantidad enorme de mineras, ¿por qué no se ha hecho un trabajo entre todos?, ¿qué sucede que no se logra?, por falta de gestión, porque a veces es cierto, no hay recursos, pero el alcalde puede pedir ayuda a las mineras a un ministerio  a un seremi, hacer proyectos compartidos, hacer proyectos que beneficien a la comunidad, a Copiapó le falta mucho en infraestructura”.

“Un concejal no debe hacer promesas a las personas,  sino ofrecer gestión, por ejemplo en el tema de la salud primaria a cargo del municipio, los centros de atención primaria reciben una cantidad mínima de recursos, en lo personal, nunca he estado de acuerdo en que la salud primaria sea municipal, sino que bajo el ministerio de Salud, son ellos los profesionales que saben la mejor manera de administrar los dineros, entonces los municipios, que ya traen una carga impositiva, y colocarles más funciones de las que ya no pueden más, hay municipios que están casi en quiebra, y creo que la salud es un tema que debiera replantearse, las alcaldías con recursos lo hacen de forma sensacional, pero los municipios pequeños, rurales, que no logran sortear eso, ni siquiera poder pagar a los profesionales para que estén ahí, uno ve más personal administrativo en los Cesfam que médicos, el personal tiene que ser altamente calificado y que esté al servicio de la salud primaria”.

Síguenos en Facebook

Compartir en Redes Sociales