La historia detrás de la estatua del general Baquedano y los hechos que abrieron el debate sobre su remoción de Plaza Italia

Emplazada hace más de 93 años en la zona, la obra de una tonelada ha sido reforzada ante los ataques que se han registrado desde el estallido social.

A las 15.00 horas de este miércoles, Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) tuvo su primera sesión del año -privada y vía telemática-, donde tuvieron la tarea de dirimir respecto a un tema que lleva meses en debate, aunque con mayor fuerza en las últimas semanas: el traslado de la estatua del general Baquedano, instalada en Plaza Italia.

Y esta tarde resolvió removerla para su restauración, a raíz de los ataques que ha sufrido el monumento a partir del estallido social de octubre de 2019, sucesos que se han repetido en el desarrollo de convocatorias en un sector que se convirtió en un ícono de las protestas sociales

La estatua del general Manuel Baquedano y de su caballo «Diamante», lleva más de 93 años en su sitio. Aunque el mandato para construirla está en duda, el escultor chileno Gaspar Galaz sostiene que «bajo el primer gobierno del General Carlos Ibáñez del Campo (1927-1931), el Ministerio de Obras Públicas debió haberla encargado».

Diseñada por el arquitecto Gustavo García del Postigo, la estatua que recuerda al militar tiene una base de superficie circular 22 metros y cuenta con cuatro entradas. En el centro, el general y su jinete se elevan hasta los 10,40 metros de altura. A sus pies, la ofrenda al Soldado Desconocido -que fue derribada y luego retirada para su restauración- una leyenda donde se lee: «Aquí descansa uno de los soldados con que el General Baquedano forjó los triunfos del heroísmo chileno».

El director de la Academia de Historia Militar, Rafael González manifestó que «se construyó en los talleres de la Escuela de Artes y Oficios, la actual Universidad de Santiago, la ex Universidad Técnica del Estado». «Se hizo con aporte popular y está hecha en bronce fundido específicamente de material keller. Está apernada por sus cuatro ejes, por lo que es muy difícil que se pueda derribar, las construcciones más antiguas están construidas de una manera diferente», añadió.

Las manos detrás del bronce fueron del fallecido escultor chileno Virginio Arias (1855-1941), originario de Ranquil, en las cercanías de Concepción. En 1874 ingresó a la Academia de Bellas Artes, donde destacó y se convirtió en el alumno más sobresaliente del maestro Nicanor Plaza. En 1900 fue nombrado como director, cargo que desempeñó por más de diez años. Tras dos años en la academia, viajó a Francia para ingresar a la misma institución, pero en París. En 1882, logró imponerse en el Salón de París con «Un héroe del Pacífico», actualmente conocida como El Roto Chileno que está emplazada en la Plaza Yungay.

¿Quién fue el general Manuel Baquedano?

Manuel Jesús Baquedano González (1823-1897, hijo de padre militar) fue un general del Ejército de Chile que destacó por participar en diferentes batallas de la Guerra del Pacífico, montando a «Diamante».

Debido a sus tácticas militares y tras la renuncia del general Erasmo Escala fue nombrado general en jefe del Ejército de Operaciones del Norte. Desde allí, lideró cuatro de las principales victorias que ha tenido el país: Tacna (mayo 1880), Arica (junio 1880), Chorrillos (enero 1881) y Miraflores (enero 1881).

Después de estas batallas Baquedano fue nombrado Generalísimo del Ejército y Consejero del Estado. Después fue proclamado candidato presidencial por el Partido Conservador en las elecciones de 1881, pero finalmente retiró su candidatura.

Síguenos en Facebook

Compartir en Redes Sociales