Funcionarios exigen más personal antes de ampliar grupos de vacunación

Dado que la velocidad de la vacunación bajó, diversas voces piden ampliar los grupos, pero funcionarios de la salud hacen sus advertencias.

La velocidad con la que los chilenos se están sumando a la vacunación contra el covid bajó, es un hecho, por lo que diferentes sectores se han sumido en la búsqueda de medidas que reviertan ese escenario. Esto, porque precisamente quienes no están atendiendo el llamado a inocularse, son los grupos etarios que más utilizan por estos días las camas críticas.

En esa labor, el senador Guido Girardi (PPD), una voz que el Gobierno reconoce como “autorizada” para abordar materias sanitarias, se sumó a las solicitudes que hace algunos días vienen planteando expertos y otros parlamentarios: ampliar los grupos convocados.

“Pedimos que la vacunación se amplíe rápidamente, porque esto, junto a las medidas sanitarias —mascarilla, aislamiento, lavado de manos y trazabilidad— puede ayudar a cortar la cadena de contagios”, dijo en nombre de la Comisión de Salud, que además resolvió oficiar al Minsal para que informe sobre el stock disponible.

Sin embargo, y a pesar de que los números dan cuenta de que sí hay dosis disponibles, los funcionarios de la salud ven otra razón como la prioritaria para aún mantener los grupos reducidos.

Están conscientes de que se tiene que vacunar con más rapidez, apoyan ampliar los grupos, pero también saben que no dan abasto y que, a estas alturas el desgaste por la labor realizada les pesa.

Así lo evidencia Gabriela Flores, presidenta de la Confusam, quien asegura que “si el Gobierno pone refuerzos, nosotros vacunamos a todos, pero hasta ahora no han dado respuesta a lo que hemos denunciado: la sobrecarga laboral que tenemos”.

Advierte que medidas pueden haber muchas, pero insiste en que “no consideran la situación de los trabajadores a nivel nacional. Nuestra gente está reventada”.

En ese sentido, Karen Palma, de la secretaría de Salud de la CUT, advierte que “no se han agotado todos los mecanismos posibles para abordar la vacunación. Hay que sumar otros actores. Las Fuerzas Armadas cuentan con personal suficiente como para poder abordar esto y las clínicas, que sabemos que hacen un esfuerzo, aún no están a su totalidad. Lo que nos preocupa es que haya una estrategia sanitaria real”. 

Síguenos en Facebook

Compartir en Redes Sociales