El General Baquedano héroe nacional vejado por delincuentes antipatriotas, es retirado de su emplazamiento

El Consejo de Monumentos Nacionales deliberó por más de tres horas para definir el futuro del Monumento al General Baquedano. La decisión de la mayoría, fue la de retirar la obra del lugar en que estaba desde 1920, para restaurarla.

Una medida que llega tras ataques consecutivos a la escultura que afectaron seriamente su integridad. De acuerdo con las querellas presentada por el Consejo de Defensa del Estado, la pieza como resultado del ataque incendiario del 5 de marzo quedó con fracturas, fragilidad y fragmentos sueltos con peligro de desprendimiento. Mientras que el 8 de marzo, el caballo Diamante sufrió la fisura de una de sus extremidades.

Antes de la reunión, que comenzó a las 15:00 horas, los escenarios se mantenían abiertos. Aunque ya se anticipaba que la posibilidad que ganaba más fuerza entre dejarla en su pedestal y reforzarla, trasladarla definitivamente o moverla temporalmente para restaurarla era esta última. En la sesión fueron presentados los informes de las visitas técnicas que se han hecho en los últimos días y las obras de reforzamiento realizadas los días martes y miércoles. Para ese momento, trascendió desde el Consejo, el escenario estaba abierto e incluso se barajaba la alternativa de abrir una comisión para analizar el tema por más tiempo.

Desde la Biblioteca Nacional, el Secretario Técnico del Consejo de Monumentos Nacionales, Erwin Brevis, se refirió a las acciones tomadas y los pasos a seguir con respecto al monumento. Aseguró que el retiro será temporal como “medida preventiva para restaurar la pieza”. Esto, fundamentado en el “riesgo estructural que presenta la estructura que pone en peligro la seguridad de las personas”, ya que la obra pesa entre 3 y 5 toneladas.

Para el arquitecto Iván Poduje, “esa rotonda hoy es un símbolo de la violencia, de la intolerancia, de la destrucción y un espacio de la ciudad no puede ser eso. No es un tema de Baquedano. Sin importar lo que esté, hoy ese es un lugar peligroso para los ciudadanos, los vecinos y los comerciantes. Eso no es aceptable en una democracia”. Coincide en la necesidad de demoler la rotonda y “construir sobre eso una plaza de verdad”.

“Sería una derrota para el Estado de Derecho, que es más importante que el orden público, que el Monumento a Baquedano sea retirado sin un anuncio para rediseñar este sector. Eso es una derrota respecto al Estado de Derecho, en relación a los delincuentes violentos que tienen tomado este lugar. Por lo tanto, lo que yo pienso es que hay que anunciar un proyecto lo antes posible para que en ese marco se pueda restaurar Baquedano, mejorar el entorno, los locales que han sido saqueados, vandalizados”, insiste Poduje.

Otro punto a favor es que el año que puede demorar restaurar la escultura, puede ser suficiente para llevar adelante la primera etapa de la propuesta arquitectónica ya existente.

El presidente de la Asociación de Generales y Almirantes en Retiro, si bien ve como una derrota que se haya tenido que llegar a este punto al haber desórdenes todos los viernes considera que “siendo práctico, lo lógico es que esto iba a continuar. Iban a terminar botándolo”. Apunta que “lo que más indigna es que no hay ningún respeto por una tumba que está allí. Porque no está solo el Monumento al General Baquedano. Allí está la tumba del soldado desconocido. Ese joven que dio la vida por Chile en la Guerra del Pacífico y no le tienen ningún respeto. Cuando uno ve que no hay respeto por una persona que falleció heroicamente y no hay capacidad de poner orden, pues habrá que sacarlo. Lamentablemente”.

El diputado Tomás Fuentes (RN), miembro de la Comisión de Cultura, aseguró que “sacarlo producto de que no está seguro sería una derrota gigantesca no solo para el Gobierno, sino para el Estado de Derecho”. “Si no somos capaces de resguardar la seguridad de un monumento, entonces ¿qué seguridad somos capaces de resguardar? Ninguna”, sostuvo. Agregó que “lo que hay que hacer es sancionar categóricamente a ese puñado de violentistas que han hecho lo que han querido en Plaza Italia”.

Por su parte, desde la UDI dieron a conocer su rechazo al traslado a través de sus redes sociales. Además, el jefe de bancada, Juan Antonio Coloma, junto con el diputado Sergio Bobadilla, también dijeron que sacar la estatua puede considerarse como un triunfo de los violentistas y exigieron a la ministra Consuelo Valdés que “ejerza su cargo con libertad y sin temor a aquellos que simplemente no creen en la democracia”.

Al conocerse la decisión, declaró Bobadilla: “Lo que ha ocurrido es inaceptable, impresentable la decisión que se ha tomado, porque esto es una demostración de debilidad frente a los violentistas. Es en definitiva, una derrota para la democracia y una victoria para los violentistas. Por eso hago un llamado al Presidente a revertir esta determinación, porque es un atentado contra la democracia, contra la gente que quiere que los héroes tengan un lugar privilegiado. No podemos doblegarnos frente a la violencia”.

Síguenos en Facebook

Compartir en Redes Sociales