Casa de los Empleados del Ferrocarril Copiapó

A comienzos del siglo XIX, Copiapó era el centro urbano situado más al Norte del territorio nacional, a las puertas del Despoblado de Atacama que separaba a nuestro país con Bolivia. En 1832, la zona cobró gran atractivo gracias al descubrimiento del mineral de Chañarcillo, lo que provocó una creciente migración poblacional desde otros puntos del país, así como también de productos y capitales. El hallazgo de nuevos yacimientos de plata y cobre en la zona, convirtió a Copiapó en el enclave minero más importante de la época.

Con el objetivo de facilitar las faenas y el traslado del mineral, se puso en marcha el proyecto del Ferrocarril Caldera-Copiapó y sus ramales. La empresa liderada por William Wheelwright, reunió a un importante grupo de capitalistas chilenos como Agustín Edwards Ossandón y Candelaria Goyenechea. Además, contrató a técnicos e ingenieros extranjeros para iniciar la construcción del primer ferrocarril en territorio chileno y el tercero a nivel latinoamericano. En 1851 se realizó el primer viaje de la locomotora Copiapó, importada desde Inglaterra y en 1852, los rieles ya comunicaban la localidad costera de Caldera con Copiapó recorriendo una distancia de 81 kilómetros de desierto.

Tras la inauguración de la Estación de Ferrocarriles de Copiapó en 1854, se iniciaron las faenas para la construcción de la Casa de los Empleados del Ferrocarril en los terrenos colindantes de Avenida Manuel Antonio Matta nº s 250, 264 y 401.

La casa, inaugurada en 1860, es una construcción de un solo volumen elaborada con pino Oregón y revestimiento de caña de Guayaquil. La planta está rodeada por dos corredores de madera con cornisa y molduras. Presenta una mezcla de los estilos neoclásico y colonial americano, con columnas dóricas y un acceso principal en el que se distingue un frontón en altura, tras el cual se ubica una torre de madera.

La Casa de los Empleados del Ferrocarril de Copiapó, propiedad de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, fue declarada Monumento Histórico en 1981. En 1993 fue restaurada por la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas y actualmente alberga las oficinas del Servicio Nacional de Geología y Minería Nacional.

Síguenos en Facebook

Compartir en Redes Sociales