El efusivo abrazo entre Claudio Bravo y Gary Medel con que festejaron con todo, los goles de la selección chilena frente a Bolivia.

La era Martín Lasarte al mando de la selección chilena comenzó con un triunfo 2-1 sobre Bolivia, en un amistoso disputado en el estadio El Teniente de Rancagua, y que se cimentó gracias a los goles de Luis Jimenez (12′) y Jean Meneses (20′).

Martín Lasarte se estrenó con un triunfo al mando de la Roja, en un partido donde combinó a experimentados como Claudio Bravo o Gary Medel, a un retornado como Luis Jiménez y jugadores con proyección y de buen presente.

En este último grupo precisamente entraban César Pinares, Tomás Alarcón y Pablo Galdames, quienes comenzaron jugando como titulares en el mediocampo por detrás de Fabián Orellana, Jiménez y Jean Meneses.

Pensando en que, en teoría, el mediocampo titular debería ser con Erick Pulgar junto a Charles Aránguiz y Arturo Vidal, da la sensación de que los tres centrocampistas que fueron del inicio frente Bolivia se perfilan como alternativas válidas.

Las virtudes del ‘nuevo’ mediocampo de la Roja

Pinares, que ya venía siendo llamado por Reinaldo Rueda, comenzó casi como volante creativo, pero rápidamente se recostó por el sector izquierdo. Incluso se movió por la otra franja. Lo cierto es que se nota que pasa por un buen momento y fue de los que intentaron romper el cerco defensivo de los altiplánicos. A su favor, la habilitación para Meneses en el 2-1 definitivo.

Alarcón comenzó levemente cargado a la derecha y luego se centralizó. Muchas veces se metió entre los centrales cuando Chile retrocedía y a la hora de jugar, era de los primeros en pedirla para iniciar la salida. Se mostró seguro con el balón y pareció no pesarle nunca su primer partido en condición de titular por la Roja.

Galdames, por su parte, partió en la zona media defensiva más acompañado y prontamente se recostó por la derecha. Ganó varios duelos, estuvo constantemente limpiando jugadas y tomó un rol protagónico en la segunda parte al hacerse el dueño de los balones detenidos (expediente por el cual ya ha marcado en Vélez).

Pero más allá del resultado y del buen análisis que se pudo sacar al limpio tras el encuentro, lo que más llamó la atención de los hinchas fueron los efusivos abrazos entre Claudio Bravo y Gary Medel en los goles de la Roja.

Ambos emblemas de la Generación Dorada no dudaron en fundirse en un abrazo en las dos anotaciones de la selección, hecho que emocionó hasta las lágrimas a varios hinchas en Twitter.

Otro tema que tampoco pasó desapercibido, fue la capitanía de Claudio Bravo, un tema que el portero del Betis le bajó el perfil, asegurando que se trata solo de un distintivo.

Síguenos en Facebook

Compartir en Redes Sociales