Política y Espíritu, a los que todavía creen PDC Chileno.

Algo para recordar: Para los que convirtieron al partido en un partido de amigos, esto decía: Eduardo Frei Montalva, “Política y Espíritu” (Año 2, numero20).

“Cuando el partidismo predomina, el partido pasa a ser más una agencia de empleos o influencias burocráticas administrativas, que un medio de expresión de ideas.

Siendo la razón de partido la que todo lo justifica, se puede recibir participación económica en los negocios del Estado, para la caja del partido.

No predomina en las directivas el que piensa en el país, sino el piensa en servir a sus amigos. Este tiene éxito, prospera, pasa a ser jefe y cuando se piensa demasiado en colocar bien a sus amigos, se está por el camino de pensar que, si se ayuda a tanta gente, es lógico pensar en ayudarse a sí mismo, y no faltan las oportunidades de concretar esa ayuda.

El partidismo es cada vez más exigente, no le importa cometer injusticias, destaca mediocridades y se va consumiendo a sí mismo, porque va progresivamente buscando sus reservas hasta en los elementos titulados jóvenes que muchas veces no tienen otro título que la amistad con los caudillos, aun cuando se demuestran huérfanos de todo mérito.

No sabe vivir sino bajo el alero del poder que lo cobija y alimenta, pues no tiene otra razón de ser que lo mantenga, y cuando pierde aquel, se transforma en mal perdedor y entonces la oposición todo lo justifica; porque para él no hay intereses anteriores y superiores a los partidos.”

El partidismo es una forma de crisis moral; ambiciones in contenidas, ansias de beneficios o figuración personal, sentido de clan que se ayuda y acomoda….

De cristianos nada, solo murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.

Olvidando el deber de hacer conocer y divulgar la verdad social y hacer ver la mentira contenida en ciertas ideas políticas del pasado y del presente.

“Lucha por la verdad hasta la muerte y el Señor combatirá por ti”

Eclesiastés (4-33).-

Síguenos en Facebook

Compartir en Redes Sociales